Inicio

Final agridulce

Este domingo Coyotes cerraba la temporada regular, jugando en el polideportivo Mikel Trueba contra un rival recurrente ésta temporada: Barcelona Búfals. Era el tercer enfrentamiento entre ambos ésta temporada, así que ambos equipos ya sabían perfectamente de que pie cojeaba el otro.

Por suerte la climatología acompaño, solo unas lluvias ocasionales que no libraron a los espectadores de tener que echar mano del paraguas, y el campo se encontraba en una buena condición para la práctica del deporte.

Ésta vez la ceremonia de inicio del partido fue muy especial, ya que realizó un emotivo homenaje a nuestro compañero Adrián Santamaría, que ya hace casi medio año que nos dejó, con la participación en el sorteo de la moneda de su mujer Marian y su hijo Iván. Éste último encargado de tirar la moneda del sorteo al aire, sin despegarse de su casco naranja de Coyotes. Además se hizo entrega de un ramo de flores y de un cuadro con una foto de “Adri” vestido con la equitación de Coyotes. Última de las muchas que lució a lo largo y ancho del país. En dicho sorteo, la moneda cayó del lado local, que decidió declinar para elegir en la segunda parte y Búfals eligió recibir.

Búfals, como ya es tradición, comenzó el partido corriendo con el balón, pero no conseguía derribar la muralla defensiva de Coyotes y empezó a utilizar el juego de pase, con lo que si conseguía algo más de ganancia, sobre todo con unas jugadas de screen que hacían mucho daño. De todas maneras, la defensa de Coyotes estaba muy metida en el partido y conseguía forzar ocasionalmente pérdidas de balón, con lo que tenían sustanciales ganancias de yardas y giros a su favor en la inercia del partido. El primer cuarto Coyotes aguantó en defensa y en ataque empezó a mostrar las armas que tenía, usando su juego abierto y sus dos corredores Miguel Ángel Fernández y el jugador subido del equipo junior Ángel González. El campo se les hacía muy largo y no se conseguía llegar a la zona roja de Búfals todas las veces necesarias.

En el segundo cuarto la cosa seguía igual, una defensa bien plantada y unos Búfals que tiraban de big plays para intentar anotar. Y la primera anotación no tardó en llegar, con un touchdown del receptor Roger Navas mediante big play. La conversión de punto extra no fue posible y el marcador se puso en 0-6. A Coyotes le quedaba tiempo en el reloj, y el aprovechamiento de errores de Búfals y un gran drive de la ofensiva de Coyotes dejó el balón muy cerca de la zona de anotación. El problema es que quedaba muy poco tiempo en el reloj, menos de minuto y medio y con apenas un tiempo muerto. Tras una sucesión de jugadas, no se consiguió un gran avance, y el reloj se puso a cero con el balón en la yarda 5 y llamando a la puerta de la endzone, y no hubo premio para los locales.

En la segunda parte no cambió el guion, dos ataques controlados por las defensas, pero Coyotes mostrando más consistencia y Búfals más oportunismo, además de una pequeña dosis de suerte en dos pases que fueron desviados por su secundaria pero a la vez atrapados para conseguir sendas intercepciones. Hay que decir que Coyotes también consiguió su intercepción por parte de safety Antonio Borrego. Los locales tuvieron una oportunidad de oro para conseguir su primer touchdown del partido, con un gran pase de quarterback Gorka González a un receptor que había batido a toda la defensa y solo le quedaba correr hasta la endzone, se le cayó de las manos increíblemente. Al final el marcador quedó igual en el tercer cuarto.

Ya en el último cuarto, en otro big play, el receptor Isaac Cuenca anotó un nuevo touchdown, que con la conversión de 2 puntos tras un fake de field goal, puso un difícil 0-14 en el marcador que se erguía como un muro para los locales. Parecía que Coyotes estaba esperando esto para despertar, ya que a partir de aquí todo empezó a carburar. En el ataque subió increíblemente la efectividad del juego de pase, consiguiendo un touchdown en el siguiente drive por parte del receptor David García a pase de Gorka González, con la conversión de 2 puntos de David García tras un fake de field goal y anotando con una carrera exterior, dejando un 8-14 que, tristemente, sería definitivo. En defensa se consiguieron 4 veces consecutivas 3 y fueras, mostrando ya un dominio abrumador en el partido. Pero el tiempo se acabó antes de que Coyotes pudiera anotar más y quedó la sensación más que nunca que éste partido si podía haber sido el que subiera al casillero de victorias.

Aunque la derrota fue muy amarga, y aún más el hecho de no haberla podido saborear en todo el año, las sensaciones en global son muy buenas. La mejora realizada en los 3 meses que ha durado la liga ha sido meteórica, junto con las bajas durante la temporada por diversos motivos que han hecho que en algunos partidos se rozara el mínimo de jugadores convocados necesarios. Comenzar la temporada recibiendo casi 50 puntos y acabar recibiendo 14 es una descripción muy gráfica de la mejora. La aportación de los jugadores de primer año, el increíble papel en éste último partido de los junior elegidos para jugar con los senior en éste partido (junto al mencionado Ángel González, Jagoba López y Álvaro García)… Nunca se puede estar contento con una temporada que acabe 0-5, pero ninguna temporada acabada en 0-5 puede tener mejor balance que ésta.

Con esto, la actividad oficial de Coyotes acaba en éste 2016, a partir de ahora habrá que centrarse en la mejora para la temporada que viene. Puede que haya partidos amistosos tanto del junior como del senior, y por supuesto los entrenamientos no cesarán, pero todo enfocado a la temporada 2017. Seguiremos informando.

GO COYOTES!! AUPA COYOTES!!

Información adicional