Inicio

No se pudo traer el pleno

Éste sábado Coyotes se enfrentaba por partida doble en el Complejo deportivo de Las Mestas a los Gijón Mariners. Para añadirle épica a los choques, el tiempo fue el típico del cantábrico para éste final de mes de marzo: un frío moderado y lluvia ligera durante toda la jornada.

A las 12 de la mañana comenzó el partido entre las secciones Junior. Comenzó atacando el equipo de casa, pero el primer drive acabó con un rápido 3 y fuera, lo mismo que el primer drive de Coyotes. Ambos equipos estaban bien plantados en el campo, pero al final el empuje visitante y las buenas actuaciones de sus skill players acabaron rompiendo la baraja, pero ésto ocurría ya en el segundo cuarto.

Los locales no bajaron las manos, pero los corredores y receptores de Coyotes cuando tenían espacio se convertían en armas letales. Mientras tanto la defensa concedía algún primer down ocasionalmente, pero nunca sin suponer un grave peligro para el 0 que lucía en el marcador visitante. Al descanso la ventaja era de 0-14 únicamente, con dos touchdowns y una conversión de 2, lo cual dejaba todo en el aire para la segunda parte.

Nada más empezar el tercer cuarto Coyotes engranó la sexta velocidad y con un juego constante, machacón y rematado una vez más por los habilidosos skill players dejaron el marcador en 0-36 al final del tercer cuarto. En el último acto quedó el último touchdown con conversión que cerró el 0-43 final.

El equipo se mostró al 100%, haciendo seguramente el mejor partido de la temporada, contra un rival complicado y demostrando que serán dignos representantes de la liga norte en los Playoff Nacionales.

La tarde sería el enfrentamiento entre los Senior, en lucha por una jornada más de la LNFA Serie B y por el primer trofeo Mar Cantábrico. Coyotes ganaba el sorteo y decidió declinar para hacer su elección en la segunda parte, Mariners elegía recibir y por lo tanto serían los primeros en tener posesión del balón.

En el primer drive la defensa de Coyotes forzó un fumble que fue recuperado por el linebacker Óscar Val, así que el ataque gozó de una gran posición de campo y la oportunidad de poner los primeros puntos en el marcador. Como el ataque no consiguió avanzar, se tuvo que chutar un field goal por parte del kicker David García, que fue bueno, dejando un 0-3 esperanzador. Pero la suerte fue cambiando y Mariners empezó a sentirse cómodo en el pesado terreno de juego. No tardó el forjarse la conexión de los receptores con su quarterback y mediante pases largos en su mayoría, y a pesar de no completar un gran porcentaje de pases, comenzaron a llegar los puntos al marcador local. En el descanso lucía un 14-3 que todavía hacía tener esperanzas en la remontada.

En la segunda parte Coyotes salió con la motivación y las ganas de remontar, pero tras un buen comienzo de cuarto, los errores y las faltas volvieron a condenar los avances del equipo de Santurtzi. Mientras tanto Mariners volvía a vivir de flashazos y seguía poniendo puntos en el marcador, con mucha distancia entre anotaciones, pero de manera incontestable. Anotaron dos nuevos touchdowns en la segunda parte que ponían el 27-3 final en el marcador.

Un partido muy luchado y peleado, como todos los partidos de rivalidad con unos Mariners que se llevaron con todo merecimiento la primera edición del trofeo Mar Cantábrico. Los errores y la falta de constancia en el juego enterraron a los santurtziarras.

Ahora quedan 3 partidos de liga en los que hay que darlo todo para acabar de la mejor manera posible la temporada regular y acabar con buenas sensaciones una temporada que hasta el momento está resultando pobre.

El equipo Junior espera que se realicen los cuadros para conocer su rival en los Playoff Nacionales y la sección Senior tendrá un nuevo compromiso este fin de semana, en el que se enfrentará a Black Demons en casa. De todo ello os seguiremos informando.

GO COYOTES!! AUPA COYOTES!!

Información adicional