Inicio

No pudo ser

Éste domingo Coyotes jugaba el sexto partido de la temporada regular, el tercero en el Polideportivo Mikel Trueba, contra el líder de la Serie B, los Black Demons de Las Rozas. Después de muchos días de calor y de ausencia de agua, lo llovido el viernes y el sábado dejó el campo repleto de agua, aunque no al nivel de otras veces, pero hasta un nivel que dificultó el juego en buena medida. El domingo hizo un día lluvioso, así que fueron pocos los que se animaron a disfrutar del partido desde las gradas.

El sorteo de la moneda lo ganó Coyotes, declinaron y los Demons eligieron recibir, así que serían los primeros en tener la posesión del balón. En el primer drive la defensa de Coyotes estuvo inmensa, forzando un rápido 3 y fuera con 3 jugadas fantásticas, pero la defensa de los madrileños también entró enchufada al partido y consiguieron el mismo resultado. En el siguiente drive los Black Demons consiguieron anotar mediante un big play, un pase profundo de su quarterback a la espalda de la defensa de Coyotes, que con el punto extra conseguía la ventaja inicial de 0-7.

A partir de ese momento, los ataques estuvieron más controlados y no se anotó nada hasta principios del segundo cuarto. En ése momento, un drive bastante controlado por la defensa de Coyotes, con una falta de 15 yardas muy cuestionable pitada en contra del equipo santurtziarra, derivó en un drive sostenido del ataque madrileño que ponía el segundo touchdown en el marcador, que ésta vez sin el punto extra dejaba un 0-13 que se mantendría hasta el pitido final.

Ya en la segunda parte, Demons cambió radicalmente de estrategia, corriendo mucho más con el balón e intentando minimizar riesgos, confiando en que la ventaja de 13 puntos sería suficiente. Coyotes proseguía con su juego, pero no acababa de ser suficiente contra una defensa visitante muy bien plantada en el campo. Ésta parte del partido voló, Coyotes realizaba buenos drives pero no consiguieron rematar, sobre todo en el último drive que el balón estuvo a menos de 5 yardas de entrar en la End Zone. Después de eso, ya con menos de 1 minuto en el reloj, Black Demons decidió plantar rodilla para certificar su séptima victoria en ésta temporada regular de la LNFA Serie B.

Un partido muy meritorio para Coyotes, contra un gran rival que jugó un buen partido, luchando hasta el pitido final y demostrando que a pesar de no ser una temporada especialmente buena en resultados, quien quiera ganar a Coyotes tiene que estar dispuesto a sudar sangre.

La actividad no para, éste fin de semana tenemos un nuevo partido de la sección senior, ésta vez en Fuenlabrada contra Cuervos, os informaremos en breve.

GO COYOTES!! AUPA COYOTES!!

Información adicional